Remedios para evitar los ronquidos

Remedios para evitar los ronquidosExisten remedios para evitar los ronquidos al dormir que son fáciles de aplicar y además son efectivos.

Algunos remedios caseros para evitar roncar son:

  • La infusión de salvia. Se deben dejar hervir varias hojas de salvia durante 20 minutos y una vez colada la preparación, beberla antes de ir a dormir.
  • La infusión de cebolla. Se corta una cebolla en trozos y se la pone a hervir durante 15 minutos, se cuela y se le añade a la preparación azúcar moren. De debe beber la infusión dos horas antes de ir a dormir.
  • En algunos casos y dependiendo del origen del ronquido, será necesaria una intervención quirúrgica. Como la extirpación de las amígdalas o las vegetaciones, o la realización de una rinoplastia.
  • También existen unas prótesis dentales que desplazan la mandíbula hacia adelante despejando el camino del aire.
  • Usar tiras nasales para dejar de roncar. Como las de la marca Breathe Right o las tiras nasales de la gama Buenas Noches, marca especializada en prevenir y disminuir los ronquidos.

Snore Stopper

Por último, la solución más novedosa para evitar roncar, es un aparato conocido como Snore stopper. El Snore Stopper es una muñequera basada en los principios de la acupuntura y que emite impulsos cada cinco segundos con la finalidad de evitar los ronquidos. Según sus creadores sus efectos serán visibles a los tres días de empezar a usarlo.

Cómo evitar los ronquidos

Cómo evitar los ronquidosLas personas que roncan se preguntan cómo evitar los ronquidos al dormir y así despertar a los que duermen cerca.

Roncar es habitual en personas que tienen una presión arterial elevada y sufren frecuentes cefaleas. Además el riesgo de sufrir un infarto o un accidentes cerebrovascualeres es más elevado en los grandes roncadores. Por todo ello, debemos hacer lo posible para mejorar la salud y evitar los ronquidos.

Trucos para evitar los ronquidos

  • No consumir bebidas alcohólicas ni tranquilizantes antes de acostarse.
  • Las cenas deben de ser ligeras. Se aconseja cenar al menos tres horas antes de ir a dormir.
  • Evitar la vida sedentaria y realizar algún tipo de ejercicio físico a diario.
  • Dormir de lado en vez de espaldas.
  • Evitar el cansancio excesivo.
  • Establecer patrones y horarios regulares de sueño.
  • Colocar la cama inclinada, elevando el cabezal diez centímetros.
  • Cuidar nuestra alimentación, evitando la obesidad y el sobrepeso. Las personas que ya sufren sobrepeso deberán adelgazar para evitar roncar.
  • Realizar baños de vapor antes de ir a dormir para descongestionar las vías aéreas.