Relajación para bajar de peso

Existen diversas técnicas de relajación para bajar de peso que nos ayudan a relajar mente y el cuerpo reduciendo la ansiedad, requisito antes de iniciar una dieta para bajar de peso.

Es importante buscar un lugar silencioso, en penumbra para que la luz no nos distraiga y evitar prendas de ropa que opriman. Tumbado en la cama, es la forma más sencilla de inciarse. Pueden practicarse cualquiera de estas técnicas de relajación al fnal del día, antes de acostarse; de esta forma conseguiremos además dormir mejor.

  • Yoga: el Yoga lleva milenios practicándose y obteniendo sorprendentes beneficios para la salud con la respiración, la relajación y una serie de posturas llamadas asanas. Basado en una correcta respiración, el yoga nos ayuda a relajar los músculos y a luchar contra el nerviosismo, la tensión, el estrés. El yoga es el único sistema de ejercicio que coloca el cuerpo boca a bajo, lo que hace llevar la sangre a zonas del cuerpo que necesitan oxigenación y nutrición, consiguiendo asombrosos efectos en tu piel, que tras eliminar toxinas a través de la sudoración, quedará limpia y resplandeciente. Hacer yoga proporciona relajación, serenidad, autocontrol, mejora tu capacidad de concentración y tu tono vital, además de conectarte con tu lado espiritual. Su práctica alienta incluso la pérdida de peso.
  • Método Pilates: las técnicas de ejercicios para la mente y el cuerpo conocidas como "Pilates" ayudan a la relajación y el control del estrés, aparte de otros beneficios. el método Pilates utiliza una serie de movimientos controlados atractivos tanto para la mente como para el cuerpo centrados en el control de la respiración.
  • Zen: la corriente Zen del budismo destaca la meditación y resta importancia al conocimiento teórico y al estudio de los textos religiosos. En nuestros días, zen ha pasado a convertirse en una forma de vida que tiene como pilares la meditación, el trabajo y la gratitud.
  • Qi Gong: es una modalidad de gimnasia china basada en el trabajo energético, de ahí su nombre: “qi”, energía; “gong”, trabajo. Forma parte de la medicina tradicional china sustentada en tres principios: control del movimiento (lento y fluido), de la respiración (sincronizada con el movimiento) y del pensamiento (canalizado a través del aliento). El qi gong tiene como objetivo llevar a quien lo practica a un estado de armonía entre cuerpo y mente, lo que tiene un efecto positivo sobre la salud y la longevidad. Además, calma los nervios y la angustia, el estrés, la depresión y mejora el sistema inmunológico y favorece la regeneración de los tejidos.
  • Spa: el Spa es el antídoto perfecto para luchar contra el estrés y el agitado modo de vida actual. Entre los beneficios del Spa se incluyen el incremento en la sensación de bienestar, alivio de la ansiedad, relajación de los músculos y estimulación en la creación de endorfinas.

Salud y relajación

La relajación es una técnica de autocontrol que puede usarse antes de una situación estresante o después de ella.

La relajación puede usarse si en algún momento se pierde la calma y se desata la ira, antes de un evento importante ya sea personal o laboral. Casos típicos en los que podemos utilizar la relajación pueden sercuando debemos reunirnos con un cliente difícil, ante una reunión de trabajo o al estar atrapado en un atasco de tráfico.

Beneficios de la relajación

A través de la relajación conseguimos que:

  • La presión sanguínea disminuya.
  • El pulso se reduzca.
  • La respiración se vuelve más pausada.
  • La excitación desciende.
  • Se calme el organismo.
  • Contribuye a mantener la mente más ágil.

Ejercicios de relajación

Cuando practiquemos ejercicios de relajación se deben tener presentes las siguientes recomendaciones:

  • Busca un ambiente tranquilo y una posición cómoda: tumbado o sentado.
  • Desabrocharemos los puños y el cuello de la camisa y, si es posible, nos descalzaremos.
  • A continuación contraeremos los músculos con fuerza sin llegar a sentir dolor.
  • Si tenemos algún músculo lesionado no debemos forzarlo, dejaremos que esté relajado.
  • Si notas alguna molestia, interrumpe el ejercicio.
  • Intentaremos respirar de forma cíclica y calmada. Lo ideal es inspirar cuando tensemos los músculos y espirar al relajarlos.
  • Debemos practicar las contracciones y relajaciones dos veces en cada zona.

Relajar los brazos

Extender el brazo derecho. Ponerlo tan rígido como se pueda y apretar el puño. Ejercer tensión en todo el brazo, desde la mano hasta el hombro.

Relajar gradualmente y dejar caer el brazo hasta que vuelva a la posición normal. Repetir el ejercicio con el otro brazo.

Relajar la frente

Arrugar la frente notando cómo los músculos se mueven hacia arriba. Concentrarse en la tensión sobre la ceja y el puente de la nariz. Relajar esa tensión. Fijar la atención en las zonas que antes estaban tensas.

Relajar los ojos

Cerrar los ojos. Apretarlos fuertemente durante cinco segundos. A continuación, relajarlos lentamente y dejarlos entreabiertos.

Relajar la nariz

Intentar encoger la nariz. Sentir la tensión del puente y los orificios. Durante diez segundos, relajar gradualmente la nariz al tiempo que se libera la tensión.

Relajar la sonrisa

Adoptar una sonrisa muy forzada, tensando los labios y las mejillas. A continuación, relajar labios y mejillas concentrándose en las sensaciones que proporcionan los músculos.

Relajar la mandíbula

Apretar los dientes sintiendo la tensión. Volver a relajarlos.

Relajar el cuello

Tensar el cuello. Centrarse en sentir los puntos de tensión. Seguidamente, relajar el cuello poco a poco apreciando la diferencia de sensaciones.

Relajar la espalda

Desde la posición de sentado, inclinar el cuerpo hacia adelante. Elevar los brazos llevando los codos hacia atrás y hacia arriba. Notar la tensión en los hombros y en la parte inferior de la espalda.

Volver a la posición original colocando los brazos en posición de relajación.

Relajar el tórax

Poner el pecho rígido e intentar oprimirlo como si quisiéramos apretar los pulmones. Retomar la postura original.

Relajar el estómago

Intentar tensar los músculos del estómago que rodean el ombligo. Posteriormente, relajarlo para que descanse.

Relajar la cintura y las piermas

Realizar el ejercicio primero con la pierna derecha y luego con la pierna izquierda.

Elevar y estirar la pierna derecha al mismo tiempo que se tensan los músculos. Sentir la tensión a lo largo de la cintura y de toda la pierna. Mientras se van relajando los músculos, bajar la pierna lentamente.

 

Respiración diafragmática o profunda

La respiración profunda o diafragmática combinada con la práctica de ejercicio físico, puede multiplicar por quince la velocidad de eliminación de toxinas.

Para optimizar las posibilidades de nuestro organismo debemos perfeccionar la respiración. Una respiración correcta proporciona las siguientes ventajas a nuestro organismo:

  • Oxigenación de las células.
  • Controlar el flujo linfático. Éste contiene los glóbulos blancos, que protegen al organismo. El sistema linfático es el encargado de limpiar de toxinas el organismo.
  • Relajación.
  • Mejorar el funcionamiento del cerebro, al recibir más oxígeno.

Cómo respirar profundamente

Debes tener en cuenta que el tiempo de inspiración debe ser la mitad que el de retención del aire y de espiración. Por ejemplo: si inspiras aire durante dos segundos, lo retendrás cuatro y los irá expulsando poco a poco durante otros cuatro segundos.

Es importante que no fuerces la respiración; la intención es que te relajes, no que pierdas el conocimiento.

Ejercicios de respiración profunda

  • Siéntate cómodamente.
  • Apoya la espalda completamente en el respaldo y no cruces las piernas.
  • Coloca suavemente la mano derecha sobre el abdomen y la izquierda sobre el tórax.
  • Inspira por la nariz llevando el aire hasta el abdomen. Notarás como se llena de aire la parte baja de los pulmones.
  • Continúa inspirando y siente como se eleva el tórax.
  • Retén el aire.
  • Espira lentamente por la boca.
  • Siente cómo se oxigena tu cuerpo y la sensación de paz que te inunda.

Beneficios de la respiración profunda

Si sigues estos pasos ante un momento de tensión conseguirás relajarte y, al mismo tiempo, que tu cerebro funcione mejor, ya que estará más oxigenado.

Té para relajarse

Té para relajarseEl té para relajarse: una de las bebidas más antiguas del mundo que sigue siendo hoy en día una bebida ideal para obtener un momento de relax.

La Camellia Sinensis da origen a esta bebida y son más o menos 3.000 variedades de té. El té posee además propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento celular; es además diurético, beneficioso para la prevención de algunos tumores y mejora la circulación sanguínea.

Algunos especialistas clasifican el té en tres tipo: negro, verde y oolong, algunos agregan el té blanco. En el mercado el té se consigue en bolsitas listas para sumergir en agua caliente y en las herboristerías se puede obtener el té en hojas. Los expertos recomiendan el té en hoja porque resulta más natural.

Té para degustar

Entre los mejores té que encontramos en el mercado tenemos:

  • English Breakfast: Un té clásico de todos los días. Rico sabor. Ideal para el desayuno, se sugiere tomar con leche.
  • Darjeeling: Considerado el más selecto de los té, posee buen cuerpo, sabor frutado. Ideal para las tardes.
  • Jazmín: Té perfumado con flores de jazmín. Fino aroma.
  • Té blanco: el té blanco es un té de las hojas más tiernas del té verde, recibe el nombre de té blanco porque el color es muy pálido y con tonalidades blancas. Su aroma es fresco y floral. Lo ideal es tomarlo sólo y sin azúcar.
  • Té negro aromatizado: en el mercado se encuentra una gran variedad de té aromatizados con aroma natural de frutas o especias: vainilla, canela, melocotón, menta, coco, etc. Son ideales para después de las comidas, o en las tardes acompañados de un postre.