El kiwi en la dieta

El kiwi es una deliciosa fruta famosa por su alto contenido en nutrientes con propiedades depurativas y desintoxicantes. El kiwi es conocido como un alimento ideal para incluir en una dieta para adelgazar.

Por su parte, la dieta del kiwi tiene propiedades depurativas y favorece en la eliminación de las toxinas del cuerpo. Con respecto a la vitamina C, ésta trabaja como un nutriente que mejora la combustión de grasas y reduce la síntesis de radicales libres.

Propiedades del kiwi

  • El kiwi es un alimento rico en vitamina C.
  • Ideal para combatir el estreñimiento.
  • Ayuda en la regulación de la función intestinal y digestiva.
  • Aporta altas cantidades de agua y fibras.
  • Tiene un efecto saciante, por lo que controlará tu apetito.
  • Es diurético y laxante, lo mejor 100% natural.
  • Es una fruta perfecta para mantener una dieta equilibrada, sin ganar peso.
  • Puedes consumirlo en cualquier momento del día, ya sea acompañado con cereales o lácteos.
  • Mejora el proceso de absorción del hierro.
  • El ácido fólico que posee previene inconvenientes en el embarazo.
  • Disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cancerígenas.
  • Por ser antioxidante, evita problemas cardiovasculares.
El kiwi contiene aparte de todas estas propiedades, altas cantidades de potasio, por lo cual se logra eliminar el exceso de líquido retenido, es decir, que ayuda a perder sobrepeso ocasionado por retención de agua. Esta fruta contiene pocas calorías, por cada 100 gramos de kiwi hay 67 calorías, entonces, es ideal para que haga parte de una dieta adelgazante.
Kiwi para adelgazar
El kiwi no solo sirve para bajar de peso sino que ayuda a mantener los niveles de colesterol estables y a reforzar el sistema inmunológico. Con respecto a ello, consumir kiwi nos permite mantener altas nuestras defensas y evitar resfriados y gripes. Todo lo anterior se hace posible, debido al alto contenido de vitamina C que, aparte, favorece la absorción de hierro.

Qué es el Índice de Masa Corporal

El Índice de Masa Corporal (IMC) es una medida que relaciona el peso y la altura de una persona para determinar si está por encima o por debajo de su peso ideal. Este índice también es conocido como BMI (del inglés Body Mass Index) o incluso Índice de Quetelet, debido al estadista de origen belga que ideó esta medida.

Se trata de un cálculo consistente en dividir el peso expresado en kilos entre la estatura en metros elevada al cuadrado.  Conocer tu IMC es importante para saber si tienes un peso ideal en relación a tu altura o, si por el contrario, necesitas adelgazar y ganar un poco de peso. Tu salud puede depender de ello por eso siempre te recomendamos que acudas a un dietista-nutricionista que te podrá ayudar a mantenerte en un Índice de Masa Corporal adecuado.

Cómo se calcula el Índice de Masa Corporal

El cálculo del IMC es bien simple: consiste en la división de la masa, en kilogramos, entre el cuadrado de la estatura en metros. Esto nos dará un valor que tendrá como unidad kg/m2.

Resultados del Índice de Masa Corporal

Utilizando una calculadora de índice de masa corporal se puede conocerer al momento nuestro IMC y nuestro estado de salud en lo que a términos de masa corporal se refiere.

Se considera satisfactorio un IMC situado entre 18,5 y 25 (en el caso de las mujeres) o entre 20 y 25 (en el caso de los hombres). Por el contrario, un IMC superior a 25 indica sobrepeso y un IMC por encima de 30 establece un problema de obesidad. Los valores del IMC solo tienen cierta validez en adultos por lo que los resultados no tendrán que tenerse en cuenta en niños, adolescentes o ancianos. Tampoco son indicativos si se trata de deportistas profesionales o hay circunstancias especiales en la condición física del individuo. Aun así es un indicador muy útil para cuestionarnos el estado de nuestro cuerpo y su nutrición así como indicador de alarma cuando nos acercamos a situaciones no deseables como el sobrepreso o el peso por debajo de lo normal.

La avena y el colesterol

El colesterol y la avena se llevan bastante bien, pues resulta que este alimento cuenta con interesantes propiedades para ayudar a quienes luchan diariamente contra esta sustancia grasa, que de no ser manejada, se convierte sin problema alguno en un factor de riesgo cardiovascular.

Es cierto que bajar el colesterol con fármacos es una opción, pero quizás podamos apoyarnos un poco en alternativas algo más naturales e incluso económicas que de seguro tenemos fácilmente a nuestro alcance.

Avena para combatir el colesterol

El colesterol y la avena son muy buenos amigos, ya que este cereal contiene buena cantidad de fibra, potasio y lecitina, lo que significa reducción de la tensión arterial, el aumento del colesterol bueno y la absorción del colesterol malo que circula en las vías sanguíneas.

La presencia de avenasterol es tan solo una de las propiedades nutritivas de la avena, puesto que si bien es un componente graso, su acción está enfocada en evitar por todos los medios que, tanto el intestino como la sangre, absorban el colesterol.

Cómo tomar la avena para combatir el colesterol

A la hora de la práctica lo aconsejable es que la avena sea consumida mezclándola con un poco de frutas o yogur. Otra forma es acudir al salvado de avena e integrarla en la preparación de sopas, papillas o ensaladas.

Otra elección podría ser simplemente dejar hervir en un litro de agua dos cucharadas soperas de granos de avena. Luego la filtras y tendrás una bebida que podrás consumir a cualquier hora del día.

Otros remedios contra el colesterol

Los remedios para el colesterol por regla general se acompañan por recomendación médica de un cambio de dieta y la inclusión de rutinas de ejercicio. Así pues, solo será cuestión de voluntad el empezar a cambiar de hábitos para que todas estas sugerencias actúen de forma conjunta y puedas olvidarte de todos esos molestos síntomas que trae consigo el aumento del colesterol.

Toronja para bajar de peso

La toronja es una fruta sana y con interesantes propiedades nutritivas. Por ello, la toronja es comúnmente en dietas para bajar de peso. La toronja es un cítrico que forma parte de las dietas para perder peso por su poder diurético, pero además es la toronja está indicada también para prevenir la diabetes.

La toronja es una dieta rica en nutrientes y vitaminas y sin apenas calorías ya que el 90% del contenido de la toronja es agua y eso le da también una gran capacidad para saciar el estómago.Tiene incluso menos calorías que otros cítricos, como el limón, la naranja o la mandarina y sus compuestos podrían actuar favorablemente sobre los niveles de insulina, una hormona relacionada con la acumulación de la grasa corporal.

Propiedades y calorías de la toronja

Por cada cien gramos de porción comestible, la toronja tiene 39 calorías, 17 miligramos (mgr.) de calcio, 57 mgr. de fósforo y 16 de hierro, así como vitamina C (40 mgr.), vitamina B2 (2 mgr.), vitamina B1 (4 mgr.) y vitamina A (80 mgr.).

Esta fruta tiene un alto contenido en:

  • Vitamina C
  • Ácido fólico
  • Carotenoides antioxidantes
  • Potasio y magnesio
  • Ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico

Toronja para quemar grasas

Por sus cualidades diuréticas y depurativas, la toronja se ha convertido en la protagonista de númerosas dietas para bajar de peso que recomiendan ingerir esta fruta con pulpa o beber su zumo natural de forma abundante y regular. De gran ayuda para bajar de peso, las propiedades adelgazantes de la toronja son útiles dentro de una dieta sana y equilibrada, variada, suficiente en calorías y que enseñe a comer bien.

La doctora Connie Diekman recomienda la toronja en la dieta si bien recuerda que no existen evidencias científicas de que la toronja pomelo contenga enzimas que quemen la grasa corporal. Inicialmente ayuda a perder peso a través de la eliminación de líquidos, pero no está por demostrar si la toronja elimina la grasa del cuerpo.

Toronja contra la diabetes
Un informe científico explica que un antioxidante relacionado con el sabor amargo de la toronja consigue aumentar la sensibilidad a la insulina. Al parecer, la toronja ayuda al hígado a descomponer los ácidos grasos, mejorando así al paciente con diabetes. La sustancia denominada naringenina que contiene la toronja y también presente en otros cítricos, es capaz de activar una serie de proteínas que ayudan al hígado a descomponer los ácidos grasos ayudando así a prevenir y luchar contra la diabetes.

Toronja: beneficios para la salud

Además, el zumo de toronja puede ser utilizado, de forma controlada, para aumentar la disponibilidad y la eficacia del fármaco oncológico rapamicina, según recientes estudiso.  Según un ensayo clínico, tomar un vaso al día de zumo de toronja permite a los pacientes reducir la dosis de rapamicina, utilizada también en los receptores de trasplantes y obtener los mismos beneficios. Esta combinación podría ayudar a los enfermos de cáncer a evitar los efectos secundarios asociados con las altas dosis de esta droga. No obstante, cuando se toman medicamentos y se consume este cítrico con frecuencia y en abundancia, hay que ponerlo en conocimiento del médico para evitar posibles interacciones.

La carne en la dieta

Recientemente las carnes rojas han ganado mala fama porque contienen altos niveles de grasas saturadas y puede crear problemas de colesterol. Sin embargo, comer carne constituye una fuente indiscutible de proteínas de calidad y tiene un papel clave en la prevención de enfermedades como la anemia y la desnutrición.

Además, el consumo moderado de carne contribuye al crecimiento y desarrollo de los tejidos. Las carnes aportan entre un 16% y un 22% de proteínas, una proporción superior al de otros alimentos vegetales. Estas proteínas, como todas las que provienen de los alimentos de origen animal (leche y derivados, carne, pescado y huevo), son consideradas de alto valor biológico por su cantidad y su contenido en aminoácidos esenciales (los que el organismo no puede sintetizar por sí mismo y cuya única fuente de obtención es través de la alimentación).

Tipos de carne y calorías

Las diferencias nutritivas entre las carnes están en su contenido graso, que es el que determinará la cantidad de calorías. La carne más grasa es la que proviene del cerdo y de sus derivados; la que menos, la del pollo.

Se suele distinguir entre carnes rojas y carnes blancas:

  • Carnes rojas: caballo, vacuno (vaca, toro y buey), caza (liebre, perdiz, pichón, faisán y codorniz) y vísceras.
  • Carnes blancas: pollo, pavo y conejo. Cordero y cerdo son una excepción: su clasificación depende de la edad y de la alimentación y, cuando son adultos, de la parte de la canal.

Carne roja

La característica de las carnes rojas radica en su gran contenido de mioglobina, un pigmento de las fibras musculares que le da su color rojizo y que contiene hierro. De hecho, que una carne sea roja o blanca estriba en la concentración de mioglobina. Las carnes rojas concentran más hierro en cantidad y en forma hemo, que significa que el organismo lo puede absorber de manera más fácil. Por su gran contenido en este elemento destacan, sobre todo, las carnes de caza, como el pichón (20 miligramos de hierro por cada 100 gramos) y las vísceras (10 mg/100 g).

Carne blanca

Las carnes blancas contienen entre 1 y 1,5 miligramos por cada 100 gramos de producto.Los requerimientos de la ingesta de proteína deben suponer entre el 10% y 12% del total de las calorías. La mayor demanda de este nutriente se da en la infancia y en la adolescencia, cuanto mayor es el desarrollo del organismo. También aumentan las necesidades durante el embarazo (para el desarrollo del embrión y feto) y la lactancia. En la etapa de adulto es menor, ya que solo precisa mantener o reponer unas estructuras que ya están formadas.

La sal en la dieta

La sal es un factor de riesgo clave en la hipertensión y en las enfermedades del corazón y por ello una dieta baja en sal es clave para prevenir y mejorar la salud. Por ello es necesario controlar la cantidad de sal que ingerimos a través de los alimentos y especialmente no abusar del salero en la mesa. Consumo de sal

Solo el 25%-30% de la sal que ingerimos la añadimos nosotros; el resto procede del consumo de pan, bollería, cárnicos y derivados, quesos, salsas, conservas o platos precocinados. La ingesta de sodio a través de los alimentos preparados comercialmente, sal de mesa, sal y salsa de soja que se añaden al cocinar fue de una media de cerca de 4.000 mg al día en 2010.

Sal y corazón

La enfermedad cardiovascular es la causa número uno de muerte en el mundo y la ingesta excesiva de sodio aumenta la presión arterial, uno de los principales contribuyentes al desarrollo de la enfermedad cardiovascular.

Entre las mujeres y los hombres, el consumo medio de sodio excede los niveles saludables en casi todos los países, según los investigadores. El sodio se encuentra naturalmente en una gran variedad de alimentos: Leche y la nata (50 mg de sodio por 100 g) Huevos (aproximadamente 80 mg/100 g) Pan (250 mg/100 g) Carnes procesadas como el tocino (1.500 mg/100 g) Galletas, bollos de queso y palomitas de maíz (1.500 mg/100 g) Salsa de soja (aproximadamente 7.000 mg/100 g) Caldo o cubitos de caldo (20.000 mg/100 g)

Ayuno para bajar de peso

El ayuno puede ayudar a mejorar el estado del aparato digestivo y desintoxicar el organismo. Pero para que la privación de alimentos beneficie al cuerpo conviene tomar ciertas precauciones y seguir los consejos de los profesionales y organismos sanitarios.

El día posterior no hay que comer todo lo que no se comió durante el ayuno- Si estamos en condiciones de salud adecuadas y en las edades comprendidas entre los 18 y 60 años, se puede ayunar hasta el mediodía o un día completo.

Beneficios del ayuno para bajar de peso

Servirá para limpiar y descongestionar el aparato digestivo. Pero el tiempo del ayuno es determinante: conviene interrumpir el ayuno si aparece una sensación de debilidad de cualquier grado, desmayos e indicios de hipoglucemia, como sudoración profusa, temblor, taquicardia y fatiga, entre otros.

En todo caso antes de efectuar un ayuno se recomienda no realizar actividad física en exceso, además de ingerir líquidos en abundancia para evitar la deshidratación.

Ayunar para eliminar toxinas y bajar de peso

Para compensar el ayuno, es adecuado alimentarnos bien para que el cuerpo guarde glicógeno (depósito de glucosa en el hígado y músculo) y el día posterior es recomendable tener una comida adecuada, pero moderada en vez de comer todo lo que no se comió durante un día. Los días en los que se puede realizar una sola comida es importante tomar alimentos que aporten energía, como los hidratos de carbono que se encuentran en la pasta, arroz, patatas y legumbres, principalmente, combinado también con el consumo de frutas y verdura, ricas en micronutrientes, minerales y vitaminas

Sometemos al cuerpo a niveles altos de debilidad, poniéndolo al límite y por ello se recomienda tener en cuenta que el período de ayuno no debe superar nunca las 48 horas ya que de lo contrario estamos sometiendo al cuerpo a niveles altos de abstinencia y debilidad, poniéndolo al límite de sus capacidades.

El ayuno está desaconsejado en diabéticos, hipotensos, hipoglucémicos, personas con obesidad grave, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, menores de edad o en periodo de crecimiento, y gente mayor de 65 años, ya que son grupos con una salud más frágil y tienen mayor riesgo de deshidratación y desórdenes metabólicos.

Adelgazar durante la menopausia

Se puede adelgazar y perder kilos durante la menopausia incluso al dejar de fumar. Para ello simplemente hay que seguir una dieta equilibrada como por ejemplo la dieta mediterránea.

Durante la menopausia también es conveniente tomar alimentos enriquecidos con calcio para prevenir la osteoporosis, hacer ejercicio de manera regular y tomar el sol moderadamente y con protección, una buena fuente de vitamina D.

Ejercicio físico durante la menopausia

El ejercicio continuo será el mejor aliado para bajar de peso. Los dos o cuatro kilos que se suele engordar cuando llega la menopausia se pueden perder si se camina entre 60 y 90 minutos al día.

Además, se pueden seguir los siguientes consejos para lograr adelgazar durante la menopausia de manera sana y efectiva:

  • Seguir una alimentación variada y rica en alimentos que sean diuréticos/drenantes: piña, fresas, sandía, frutos rojos, arándanos, calabacín, calabaza, espárragos, avena o perejil.
  • Tomar con frecuencia infusiones a base de cola de caballo, frutos rojos, té… Consumir productos lácteos enriquecidos en calcio para prevenir la osteporosis.
  • Comer alimentos ricos en hidratos de carbono complejos y fibra (verduras, cereales integrales, legumbres,…).
  • Evitar el abuso de productos con altos contenidos en azúcares simples y grasas (bebidas refrescantes, bollería, dulces).
  • Llevar una dieta baja en grasas y en sodio.
  • Escoger cortes magros de carnes y seleccionar preferiblemente pescados grasos.
  • Evitar las frituras, rebozados y empanados al cocinar.
  • Tomar soja para disminuir los sofocos.
  • No merendar ni cenar productos ricos en azúcares y grasas: alteran el sueño y el descanso.
  • Beber unos 2 litros de agua al día, fundamental para la deshidratación de la piel.
  • Evitar fumar y limitar el consumo de alcohol.

Beneficios de la fibra para la salud

Además de ayudar a adelgazar, la fibra presenta diversos beneficios para la salud entre los que destacan la reducción de los factores de riesgo de accidentes cerebrovasculares, la presión arterial alta y los niveles altos de colesterol “malo”.

Qué es la fibra dietética

La fibra dietética es la parte de la planta que el cuerpo no absorbe durante la digestión y puede ser soluble o insoluble. La fibra está presente en diversos alimentos: cereales, pan o galletas con fibra, frutas, verduras y frutos secos.

Ahora, un nuevo estudio asegura que consumir más fibra puede reducir el riesgo de sufrir por primera vez un accidente cerebrovascular.

Frutas, verduras y frutos secos ayudan contra los efectos del sobrepeso y el tabaco

Cada aumento de 7 gramos en la ingesta total diaria de fibra (una porción de pasta de trigo integral más dos porciones de frutas o verduras) se asocia con una disminución en el riesgo de accidente cerebrovasculares. Es decir, una mayor ingesta de alimentos ricos en fibra, como cereales integrales, frutas, verduras y frutos secos, son importantes para todos, y especialmente para aquellos con factores de riesgo de accidente cerebrovascular, como sobrepeso, fumar y tener la presión arterial alta.

La Asociación Americana del Corazón recomienda una ingesta media diaria de fibra en los adultos de al menos 25 gramos por día, una cantidad que pueden aportar entre seis y ocho porciones de cereales y entre ocho y diez porciones de frutas y vegetales. Si bien la mayoría de la gente no consigue el nivel recomendado de fibra, aumentar el consumo de fibra puede contribuir a disminuir el riesgo de accidentes cerebrovasculares.

El alpiste en la dieta

El alpiste es una semilla que presenta diversas propiedades entre las que destacan sus propiedades diuréticas y depurativas además de su uso en dietas para bajar de peso.

El alpiste ayuda a desinflamar los órganos favoreciendo su depuración. Se trata de un alimento alcalino que ayuda al metabolismo corporal, y tiene propiedades diuréticas, es decir, que ayuda en la eliminación de líquidos retenidos. Para que esta semilla te dé resultados positivos, debes incluirla en una dieta hipocalórica para perder peso y por supuesto, acompañarla de ejercicios físicos. No olvides que tu médico especialista es quien debe indicarte si tu salud está apta para el consumo de alpiste.

Alpiste para adelgazar

Consumiendo con regularidad alpiste, logras sacar el mayor provecho para adelgazar debido a su cualidad enzimática como semilla. Dichas enzimas cumplen la tarea de degradar el tejido graso acumulado, simplificándolo a un ácido graso, que luego será empleado como energía para el cuerpo.

Cómo tomar alpiste para adelgazar
El alpiste no solo lo puedes tomar en té como una bebida adelgazante, sino que además puedes incluirlo en recetas como las galletas de alpiste, el arroz con alpiste o en combinación con la linaza; elementos buenos para perder peso y también para reducir el colesterol.

Además de las facultades para hacerte bajar de peso, el alpiste posee otras propiedades medicinales como: la regulación de la concentración de glucosa en sangre, calma la cistitis, para tratar la gota, hipertensión arterial, gastritis, edemas, entre otras.