Derivados de la leche en la dieta

Los derivados de la leche son alimentos que constituyen una buena fuente de nutrientes y calcio, por lo cual debemos consumirlos todos los días.

En algunas personas existe una intolerancia de estos productos, principalmente la leche considerándolos “intolerantes a la lactosa”, que es el azúcar de la leche por cuanto se debe procurar consumir derivados de la leche sin lactosa.

Propiedades del yogur

El yogur, además de proporcionar calcio a nuestros huesos, contiene proteínas y un bajo aporte de lactosa, lo que lo hace ser bien tolerado. Los yogures que contienen probióticos se recomiendan para estimular el sistema inmunológico (defensas de nuestro organismo).

Además por ser pequeño, fácil de llevar es una buena alternativa para ser incorporado como tentempié durante el día. Si son light o diet, mejor aún ya que son reducidos en calorías, azúcar y grasa, siendo considerados un muy buen alimento para adelgazar.

Alimentos para los huesos

Para mantener un estado de salud óptimo, nuestra dieta debe ser variada e incluir distintos tipos de alimentos ya que cada uno aporta nutrientes que nos ayudarán a mejorar nuestra salud.

Uno de los nutrientes más importantes para la salud es el calcio, éste es un mineral que lo encontramos principalmente en los productos derivados de la leche como leche, yogurt, queso, al igual que la vitamina D.

La importancia del calcio en la dieta de las mujeres

Estos nutrientes son especialmente importante para las mujeres ya que al momento de tener hijos, durante el período de embarazo y lactancia, los bebés necesitan éste nutriente, el que si no se consume de manera adecuada en éste período, es sacado de las reservas de las madres, pudiendo ocasionar enfermedades en un futuro, como la temida osteoporosis, en la que los huesos comienzan a debilitarse y ocasionar fracturas con mucha frecuencia.

Por esto es importante tener un adecuado consumo de derivados de la leche y así mantener nuestras reservas de calcio completas para evitar que cualquier enfermedad ataque nuestros huesos. Además, después de la menopausia, por una disminución de las hormonas, hay una mayor pérdida de calcio, por lo que su consumo debe ser a partir de temprana edad.

Ejercicio físico para unos huesos fuertes

Además de la dieta, el ejercicio también ayuda a mantener nuestros huesos fuertes, además ayudará a tener un pesoadecuado, lo que también es importante a la hora de cuidar nuestros huesos.
Es importante a la hora de consumir derivados de la leche, que éstos sean bajos en grasa, es decir, preferir el consumo de leches semidescremadas o descremadas antes que las enteras, moderar el consumo de quesos amarillos y aumentar el de quesos blancos como el quesillo, preferir yogurt elaborados con leche descremada. Con estos alimentos además de proteger nuestros huesos, estaremos protegiendo nuestro corazón.

Fortalecer los huesos a partir de los 50

La pérdida de masa ósea y el riesgo de fracturas de huesos es un tema que preocupa a muchas personas, especialmente las mujeres posmenopáusicas.

La gente que por lo general consume menos soja sufre más de osteoporosis. El tofu es bueno para la salud, ya que mantiene los huesos en buen estado gracias a su alto contenido de calcio.

Calcio para huesos fuertes

Los mecanismos de absorción del calcio requieren que distribuimos nuestro consumo entre las diferentes comidas del día. Pruebe a tomar yogur con miel, rica en calcio, como postre o a media mañana; y luego a media tarde un par de higos secos

Achicoria para absorber el calcio

El consumo regular de achicoria promueve una mejor absorción del calcio y del magnesio, que son necesarios para la regeneración de los huesos. Además acostumbrarse a beber achicoria reduce el consumo de café o té que son dos bebidas que aumentan la pérdida de calcio a través de la orina. Algunos alimentos como cebollas, puerros, espárragos son también ricos en achicoria y ayuden a absorber mejor el calcio.

La naranja, el limón, el tomate y el pimiento crudo también mejoran la absorción de calcio debido a su alto contenido de vitamina C.

Si usted quiere tomar un suplemento de calcio debe tomarlo en la noche, ya que durante la noche nuestro cuerpo aumenta la producción de la hormona que ayuda a nuestro cuerpo a absorber el calcio.

La leche en la dieta

Leche y calcio en la dietaLa leche es un alimento fundamental en la dieta de los seres humanos a lo largo de toda su vida. Su importancia se debe a sus características nutricionales.

La leche está compuesta de un 88% de agua, proteínas, lípidos, azúcares, sustancias minerales como el fósforo o el calcio y una variedad de vitaminas y ácido pantotéico. El calcio ayuda a lo huesos a mantenerse fuertes aunque también ayuda a regular muchas funciones del organismo como la coagulación de la sangre.

La leche durante el crecimiento

La edad de crecimiento se extiende hasta los 30 años de edad. A partir de esa edad los cambios en nuestro organismo van consumiendo y eliminando el calcio que se encuentra principalmente en los huesos. En ese momento se hace necesario incrementar el aporte de calcio a través de los alimentos que tomamos en nuestra dieta diaria. La leche reemplazar ese calcio con los alimentos ingeridos y aquí es donde se hace notar más la importancia de la leche, alimento rico en este mineral.

Productos derivados de la leche

La leche es un alimento rápido de tomar y que aporta una considerable cantidad de energía. Con ella se fabrican innumerables productos como batidos, yogures, quesos, mantequillas, etc. El aporte de calcio de estos productos varía considerablemente, al igual que la cantidad de calorías que proporcionan. Se recomienda elegir siempre productos enriquecidos con calcio y descremados o bajos en materia grasa.