Corbatas femeninas

Corbatas femeninasLas corbatas femeninas son una prenda más de moda para la mujer; te explicamos el origen de la corbata y cómo sacarle partido.

Historia de la corbata

La corbata es un complemento de vestuario que tiene su origen en un elemento del vestir que los romanos llamaban "focale", era una pieza de tejido que los legionarios usaban para proteger el cuello del roce continuo con la armadura y el casco. En las clases altas se pensaba que llevar el cuello descubierto atraía enfermedades, por lo que las mujeres y los oradores se protegían esta parte del cuerpo.
Otros soldados, los croatas, impactaron a mediados del siglo XVI al rey de Francia. Luis XVI les recibió en París con sus pañuelos de colores anudados al cuello. El rey francés decidió que sus propios soldados llevarían un pañuelo parecido con el escudo real. Se le llamó "cravette", que significa croata, lo que lleva al nombre de corbata.

De Francia pasó a Inglaterra y poco a poco se fue haciendo conocida la corbata, pero siempre como símbolo de las clases acomodadas. Durante la Revolución Francesa la corbata diferenciaba a simple vista a los revolucionarios, que la vestían en color negro. Napoleón también tiene su "historia" con la corbata. Se dice que el día que perdió la batalla de Waterloo (Bélgica), el comandante francés había cambiado su corbata habitual negra con borde blanco.

La corbata femenina como prenda de moda

La corbata moderna tal y como la conocemos ahora se "inventa" a principios del siglo XX, cuando un modisto llamado Jesse Langsdorf descubre una manera de cortar la tela de una manera especial en la que se desperdicia la menor cantidad de tela y en un solo corte. Fue quien patentó el invento y lo vendió al resto del mundo.

Las mujeres llevan la corbata encima de camisetas ajustadas, camisas blancas, o como complemento de lencería de lujo. La corbata femenina puede llevarse ajustada al cuello más suelta como si fuera un collar. El look se complementa con un pantalón negro, botas con tacón alto o un sombrero.