Como adelgazar el vientre

Muchas personas se hacen el propósito de adelgazar el vientre. Para lograr el éxito es importante conocer la manera correcta de eliminar la grasa localizada de la zona del abdomen y el estómago.

La grasa acumulada en el vientre se debe principalmente a la mala alimentación, el sedentarismo y el estrés. Para adelgazar el vientre y conseguir ese deseado aspecto de vientre plano es fundamental seguir una dieta equilibrada y ejercicio físico.

Algunos ejercicios para adelgazar el vientre

  • Hacer ejercicios aeróbicos como la natación, caminar rápido, trotar, andar en bicicleta, jugar al tenis. Estas actividades se deben practicar entre 25 y 40 minutos al menos tres veces a la semana.
  • Para quemar grasa acumulada en el la zona del vientre debe realizar ejercicios abdominales durante 10 minutos al día. Tumbados en el suelo, flexionar las rodillas, colocar las manos tras la nuca y subir el cuerpo unos cinco centímetros haciendo fuerza con el vientre y sin despegar las lumbares del suelo.

Conseguir un vientre plano

Dieta para un vientre plano

Es recomendable realizar cinco comidas al día evitando las comidas grasas y los alimentos muy ricos en calorías. Seguir una dieta balanceada rica en frutas y verduras, leche, productos lácteos y pescado evitando en lo posible las frituras (freír los alimentos) y el alcohol. Tampoco se debe abusar de la carne roja.

La cena debe ser muy ligera; es también importante cenar por lo menos dos horas antes de acostarse. Igualmente debe beber al menos dos litros de agua al día para limpiar e hidratar el cuerpo. Más información en http://tuvientreplano.com/

Conseguir un vientre plano

Conseguir un vientre plano y firme puede ser para algunas personas muy difícil, sin embargo podrás lograrlo si tienes voluntad y constancia.

Para conseguir un vientre plano lo primero y más importante es una dieta sana baja en calorías. Además, los ejercicios son útiles para darle firmeza al vientre y quemar calorías.

Dieta para adelgazar el vientre

  • Comienza el día con un buen desayuno y come varias veces al día.
  • No saltes ninguna comida, de lo contrario sentirás hambre y te darás un atracón de comida.
  • Reparte la ingesta de alimentos a lo largo del día en cinco o seis comidas diarias con el objetivo de acelerar el metabolismo y evitar almacenar grasas.
  • Elige las grasas insaturadas, presentes en los pescados, el aceite de oliva y los frutos secos.
  • Come lentamente, masticando correctamente cada bocado.
  • La fibra es importante en la dieta: pan integral, pasta, arroz y fruta favorecen el tránsito intestinal.
  • Evita las bebidas gaseosas y el alcohol porque tienen muchas calorías y azúcar.
  • Muévete, camina, baila, aprovecha cada momento, cada pausa que se presente para evitar el sedentarismo.

Pastillas vientre plano

Otra alternativa para conseguir un vientre plano está en recurrir a pastillas 100% naturales, elaboradas con ingredientes que ayudan a reducir la grasa y el contorno abdominal.

{mosloadposition user8}

Cómo adelgazar el vientre más rápido

Puedes realizar ejercicios aeróbicos al menos tres veces por semana: correr, natación, caminar a paso ligero, o bien usar en casa una bicicleta estática o una cinta de andar.

El secreto de los ejercicios aeróbicos para conseguir un vientre plano es llegar a un nivel de exigencia que te haga sudar mucho. No es que pierdas grasas por el sudor: el sudor indica que tu cuerpo está generando mucha energía, mucho calor interno, y esa energía es la que quemará las grasas.

La mejor hora para hacer los ejercicios destinados a bajar la grasa del abdomen es por la mañana, porque se obliga al cuerpo a quemar las reservas para producir la energía necesaria.

Trucos para un vientre plano

Trucos para un vientre planoCon los siguientes trucos para un vientre plano dirás adiós a la grasa de la barriga y podrás lucir un bonito abdomen.

La mejor forma para evitar las digestiones pesadas es seguir una dieta rica en frutas y hortalizas por su alto contenido en agua y fácil digestión.

Consejos para tener un vientre plano

  • Evitar los dulces y las comidas ricas en grasas como los fritos y rebozados. Además, la comida precocinada y los productos de bollería industrial contienen grasas saturadas que se acumulan con facilidad en nuestro cuerpo.
  • El estrés y la ansiedad pueden hacernos comer aunque no tengamos hambre. La práctica de ejercicio físico regular nos ayuda a quemar calorías pero también a mantener nuestra mente sana y calmada.
  • Los refrescos con burbujas hinchan el estómago y contienen excesivas calorías por su alto contenido en azúcar y además.
  • Comer en exceso produce digestión lenta y pesada y sensación de hinchazón de estómago. Para evitarlo debemos distribuir los alimentos en cinco comidas diarias, manteniendo nuestro metabolismo activo y evitando llegar a las comidas principales con demasiada hambre.

Y no olvides tanto la práctica regular de Pilates como de ejercicios abdominales ayudan a endurecer el abdomen y obtener un aspecto de vientre plano.