Llevar tacones sin dolor

Llevar tacones sin dolorPara llevar tacones sin dolor es importante elegir bien la altura de los tacones y seguir una serie de consejos.

La altura de los tacones es uno de los factores más importantes para evitar problemas de espalda. Por encima de los 5 o 6 centímetros el pie se arquea demasiado y podemos perder el equilibrio, además de sufrir dolores de espalda.

Tacones sin dolor

  • Si es la primera vez que vamos a usar tacones es mejor no escogerlos ni muy altos, ni muy finos. Lo mejor escoger zapatos que garanticen que los pies permanecen firmes, donde los tobillos tengan un buen soporte y mejor aún si tienen cintas o correas para sujetar bien el pie.
  • Los tacones con una ligera plataforma, harán que los pies se arqueen menos.
  • Las personas rellenitas, no deben elegir tacones demasiado finos para controlar mejor el peso.
  • Las personas delgadas, no tienen problemas para elegir tacones, todos les sientan bien.
  • Las personas bajas deben elegir zapatos cómodos de suela fina y con cuña o zapatos de tacón cuadrado.

Por último, las personas altas, no deben llevar un zapato con un tacón demasiado alto, lo recomendable es que el tacón no pase de los 4 ó 5 cm. de altura, como máximo.

Caminar con tacones altos

Caminar con tacones altosCaminar con tacones altos puede resultar difícil para algunas personas; es importante también seguir un serie de consejos para no perjudicar nuestra salud.

Los tacones además de estilizar la silueta, aportan también un plus de elegancia y feminidad, sobre todo cuando llevamos faldas o vestidos.

Consejos para caminar con tacones

  • La primera recomendación es caminar con los tacones durante un tiempo en la misma zapatería, es importante no comprar con prisas.
  • Practicar con los tacones en casa antes de salir a la calle, podemos caminar sobre una línea dando pasos cortos e intentando no salirnos de ella.
  • Cuando usamos tacones el cuerpo va hacía delante, debemos evitar esto y echar los hombros hacía atrás y caminar recta.
  • Los pasos deben de ser cortos cuando caminamos con tacones. Los dedos deben apuntar hacia delante.
  • Las piernas se deben de mantener rectas y paralelas.
  • Para mantener el equilibrio es necesario contornear las caderas y mover los brazos a la vez.
  • El peso no debe apoyarse sólo sobre el talón, sino que debe repartirse sobre la base del pie. Tampoco se debe descargar todo el peso sobre los tacones, ni doblar los tobillos o flexionar las rodillas.