Cena ligera y saludable

Dormir  y adelgazarLa cena es una comida que debe proporcionar nutrientes para las horas de la noche; pero a la vez debe ser ligera ya que nuestro cuerpo ralentizala digestión al dormir.

Sopa de pasta

La pasta de la sopa proporcionan energía para toda la noche, a la misma vez que facilita la labor de digestión a nuestro estómago al ser un plato ligero.

Cenar ensalada o verduras

Una ensalada de verduras y atún también es un plato saludable. La lechuga tiene propiedades sedantes que nos ayudarán a conciliar mejor el sueño. Las verduras contienen fibras, minerales y vitaminas.

Pescado para cenar: atún o salmón

El atún y el salmón son pescados que aportan ácidos grasos omega-3 y proteínas. La porción de pescado debe ser pequeña: 100 gramos.

Fruta de postre

La fruta es un alimento ligero que nos aportará minerales y vitaminas.

¿A qué hora cenar?

Se recomienda cenar al menos 1 hora y media antes de irnos a la cama para facilitar la digestión. De esa forma evitamos digestiones pesadas y podemos conciliar mejor el sueño.

Adelgazar por la noche

Adelgazar por la nocheDormir bien es básico para poder adelgazar por la noche, al igual que una dieta para adelgazar es de ayuda durante el día.

Son ya varios los estudios que destacan la importancia del sueño para regular el apetito. Se calcula que al menos el 80% de las personas comen más después de haber dormido poco o mal.

Dormir bien para adelgazar

La prestigiosa revista Nature reproducía los resultados de diversos estudios que indicaban que cuando no descansamos bien se nos hace más difícil evitar comer entre horas o evitar alimentos dulces o salados que nos aportan demasiadas calorías. Una posible explicación parece estar en que la ansiedad que nos produce la falta de sueño nos empuja a comer más y peor.

Adelgazar durmiendo

Por otro lado, algunos expertos apuntan a la existencia de una hormona del adelgazamiento que podría eliminar el exceso de grasa al dormir profundamente. Para que esta hormona para adelgazar realice su función deberíamos dormir correctamente:

  • Dormir al menos 6 horas, de manera profunda, sin despertarnos por la noche debido a ronquidos o ruidos, evitando dar vueltas en la cama
  • Dormir durante la noche sin acostarse tarde ni levantarse demasiado pronto (nunca antes de las cinco de la mañana)
  • Dormir bien es un hábito que requiere práctica: procurar ir a la cama y despertarse siempre a la misma hora
  • Realizar ejercicio físico relaja cuerpo y mente con lo que resulta más fácil conciliar el sueño; pero nunca debe realizarse antes de ir a la cama, ya que debemos estar relajados antes de acostarnos.
  • Algunos medicamentos, beber alcohol, té o café, pueden ocasionar insomnio.