Cómo acelerar el metabolismo

Acelerar el metabolismo para quemar grasas es una manera de adelgazar que persigue eliminar el mayor número posible de calorías. El metabolismo es la cantidad de energía que necesita quemar nuestro cuerpo para poder funcionar con normalidad.

Acelerando el metabolismo se queman más calorías y con ello se consigue adelgazar con mayor facilidad.

Metabolismo lento

Cuando la cantidad de energía no es suficiente, el metabolismo se vuelve lento, lo que se traduce en apetencia de alimentos dulces y ricos en azúcar y grasas saturadas (como la bollería). Con ese tipo de dieta aumentar de peso está asegurado.

Cómo acelerar el metabolismo para quemar grasas

  • Realizar un desayuno abundante de manera que se convierta en la comida más importante del día ayuda a quemar grasas y mantener el metabolismo activo desde la mañana.
  • Realizar cinco comidas diarias, comiendo cantidades pequeñas pero con frecuencia ayuda aumenta igualmente el gasto de energético.
  • Los alimentos con alto aporte de proteínas como las carnes y los productos lácteos proporcionan una mayor sensación de saciedad. Los carbohidratos en cambio, hacen aparecer la sensación de hambre antes.
  • Beber en abundancia agua e infusiones hidrata nuestro cuerpo y ayuda en el proceso de quema de grasas.
  • El deporte en general y los ejercicio aeróbicos en particular aceleranel metabolismo y ayudan quemar grasas.
  • Dormir al menos 7 horas al día es otra manera de mantener el apetito a raya y acelear el metabolismo durante el día.

Acelerar el metabolismo para adelgazar

Acelerar el metabolismo para adelgazarEl objetivo que persigue acelerar el metabolismo para adelgazar es quemar una mayor cantidad de calorías.

El metabolismo es la cantidad de energía que necesita quemar nuestro cuerpo para poder funcionar con normalidad. Acelerando el metabolismo se queman más calorías y con ello se consigue adelgazar con mayor facilidad.

Cómo acelerar el metabolismo para adelgazar

  • Realizar un desayuno completo que mantenga nuestro metabolismo activo durante toda la mañana.
  • Realizar cinco comidas al día; saltarse una comida hace que nuestro cuerpo trate de ahorrar calorías ralentizando el metabolismo. Por ello, debemos comer cantidades pequeñas pero al menos cinco veces al día.
  • Los alimentos con alto aporte de proteínas como las carnes de ternera y los productos lácteos mantienen el metabolismo activo. Es importante que las carnes contengan poca grasa y los derivados de la leche sean descremados o sin grasa.
  • Beber frecuentemente agua e infusiones acelera también el metabolismo, aporta antioxidantes y ayuda a absorber las grasas.
  • Practicar algún deporte o ejercicio físico acelera igualmente el metabolismo y facilita el proceso de quema de grasas.

Activar el metabolismo para adelgazar

Activar el metabolismo para adelgazarActivar el metabolismo para adelgazar depende de dos factores: una dieta sana y la realización de actividad física apropiada.

Para activar el metabolismo con el objetivo de adelgazar, siga las siguientes indicaciones:

  • Realizar cinco comidas al día. Tres comidas importantes: desayuno, comida y cena. Y dos tentempiés a media mañana y a media tarde.
  • No saltarse ninguna comida. Saltarse las comidas engorda, porque el organismo reacciona descendiendo la actividad del metabolismo para ahorrar energía.
  • Desayunar correctamente. Al realizar un desayuno equilibrado el metabolismo recibe la energía necesaria para ponerse en marcha. Un buen desayuno debe constar de un producto lácteo, cereales, un zumo de frutas o una fruta del tiempo y una tostada de pan.
  • Hacer ejercicio. Sobre todo ejercicio aeróbico, como andar, nadar, o ir en bicicleta, de esta manera conseguiremos quemar más calorías. Se aconseja realizar el ejercicio por la mañana porque de esta manera se ayuda a tener el metabolismo activo durante todo el día.
  • Consumir entre 1.000 y 1.200 calorías al día. Se deben tomar más de mil calorías al día. Si ingerimos poca cantidad de alimentos el metabolismo puede descender su actividad por no contar con la cantidad suficiente de energía.
  • Tomar alimentos ricos en fibra, calcio y hierro.
  • Por último, no eliminar de la dieta los hidratos de carbono. Los hidratos de carbono son fuente de glucosa, elemento imprescindible para que nuestro organismo metabolice las grasas.