Cómo empezar a hacer fitness

¿Quieres ponerte en forma pero te parece que nunca es el momento? Te vamos a proporcionar algunas ideas para proporcionarte el pequeño empujón que necesitas.

Si ya somos conscientes de los beneficios que nos aporta el deporte y el ejercicio físicio para nuestra salud, únicamente debemos seguir los siguientes consejos fitness para empezar a disfrutar de una vida más sana.

Encontrar tiempo para nuestra rutina de fitness

Hay que encontrar tiempo. Puede parecer que no tenemos tiempo suficiente para hacer ejercicio, pero simplemente es una cuestión de establecer prioridades.

  • Escoger el momento en el que deseamos hacer ejercicio y mantenernos a nuestra cita, sin dejar que otros compromisos interfieran. Podemos mantener un calendario en una agenda, teléfono móvil o tablet configurando incluso alarmas para recordarnos el momento dedicado al deporte.
  • Sustituir alguno de nuestros hábitos diarios. La mayoría de nosotros tenemos algún hábito innecesario y no particularmente agradable, como ver la televisión. Ese hábito podría ser sustituido por hacer ejercicio.
  • Ejercitarse en grupo. Es muy común ir al gimnasio, salir a correr o hacer deporte con algún amigo o familiar que esté dispuesto a compartir el tiempo de ejercicio con nosotros.

Establecer una rutina es la clave. Después de 2 semanas de rutina, resultará mucho menos una tarea obligada para convertirse en un hábito de nuestra vida diaria.

Consejos Fitness

Elegir una actividad deportiva que nos guste

Debemos encontrar una actividad que nos haga disfrutar; si nos gusta practicar algún ejercicio o deporte es más probable que no la abandonemos. No todos los ejercicios son en un gimnasio: se puede practicar ciclismo, patinaje, remo, natación, hockey o jugar un equipo de rugby; incluso se podría bailar en su habitación con un iPod.

Empezar poco a poco y observar los progresos

Debemos comenzar con metas razonables, evitando realizar ejercicios rigurosos desde el principio. Es recomendable comenzar a hacer ejercicio a un ritmo razonable y aumentar poco a poco con el paso de los días. Durante los primeros días, 30 minutos tres veces a la semana son más que suficientes.

Hay que evitar el agotamiento. Trabajar demasiado duro al principio puede conducir a la tensión muscular, agujetas y fatiga. La asociación de ejercicio con el dolor puede hacernos reacios a hacer ejercicio la próxima vez.

Adelgazar corriendo

Si está pensando en empezar a correr para adelgazar, siga los siguientes consejos sobre cómo tener éxito para adelgazar corriendo. Correr se ha popularizado entre las personas que desean bajar de peso, ya que es una actividad física intensa que ayuda a quemar calorías con éxito.

Correr: un deporte para quemar calorías

Muchas personas empiezan a correr porque quieren adelgazar. Correr es sin duda una forma muy eficiente para quemar calorías y bajar de peso. De promedio una persona de 70 kilos de peso quema aproximadamente 100 calorías corriendo dos kilómetros.

Consejos para adelgazar corriendo

Si está pensando en empezar a correr para adelgazar, siga los siguientes consejos sobre cómo adelgazar corriendo para lograr el éxito.

  • La alimentación saludable es el primer paso. Si quiere adelgazar corriendo tenga en cuenta que sólo se puede perder peso si quema más calorías de las que consume. Para perder un kilo de peso tiene que quemar alrededor de 2500 calorías. Está claro entonces que además de correr hay que seguir una dieta saludable. Trate de elegir porciones más pequeñas con pocas grasas y evitando los alimento más ricos en calorías; y priorice en su dieta los hidratos de carbono (pasta, arroz, cereales enteros) frutas, y verduras.
  • Siga un programa de entrenamiento. Cumplir con un programa de entrenamiento es una forma sencilla de mantener la motivación para correr. De esa forma sabemos exactamente que hay que hacer cada día por lo que resulta más difícil posponer o saltarse los entrenamientos.
  • Correr regularmente. Lo mejor es correr un poco cada día, pero si eso no es posible, intentar salir a correr por lo menos 3-4 veces por semana.
  • El entrenamiento a intervalos (que se ejecuta a una velocidad muy rápida durante intervalos cortos de tiempo) en su rutina de correr también puede ser de gran ayuda en sus esfuerzos para perder peso. Corriendo a gran velocidad se queman muchas calorías en un corto período de tiempo. También se aumenta la masa muscular y se mejora el metabolismo en reposo, provocando que se quemen más calorías durante el día.

Entrenamiento y cuidado del cuerpo

Para  alguno o algunas de nosotr@s llega un momento en el cual empezamos a poner más atención en el cuidado del cuerpo. Y así, poco a poco nos informamos sobre que comer y sobre todo qué alimentos no comer, sobre el deporte que tan de moda está en estos momentos, empezamos a observar nuestro cuerpo y detectar que le va bien y que le va menos bien.

Mentalmente nos creamos una idea de nuestro futuro plan de acción y día a día experimentamos y ponemos en practica la información que hemos acumulado.

Deporte para estar en forma

Hay quien prefiere los planes y consejos dados por profesionales y hay quien presta atención a su cuerpo y según lo que descubre, aplica una alimentación u otra, un entrenamiento u otro.

Dieta sana para no engordar

Desde pequeñita he practicado varios deportes y nunca he tenido tendencia a engordar, pero cuando vas avanzando y avanzando en edad te das cuenta que ya no puedes comer de todo cuando quieras, que tu cuerpo da señales de que no lo estas cuidando como deberías, tu mismo/misma te sientes con menos energía etc. Cuanto más dejas pasar el tiempo sin tomar en serio esas pequeñas señales, más te cuesta empezar o recuperar esas energías mal gastadas o no gastadas.

Siempre hay tiempo para hacer deporte

Practicar algún deporte es la mejor forma de estar en forma y controlar los kilos. Correr al aire libre, entrenar para tonificar los músculos, ir a un gimnasio, montar en bicicleta y cuidar la alimentación privándosee de ciertos caprichos y alimentos con muchas calorías, es la garantía para tener un buen cuerpo.

Es necesario moverse: vuestro cuerpo, mente y salud os lo agradecerá más de lo que imagináis.

Dieta y actividad física

Realizar conjuntamente dieta y actividad física es la mejor forma de empezar a adelgazar. La actividad física y el deporte pueden considerarse como una verdadera terapia contra vida sedentaria.

Si bien una dieta sana y variada nos ayuda a consumir las calorías necesarias que necesita nuestro cuerpo, realizar una actividad física de manera regular (al menos 3 veces por semana) ayuda a combatir y retrasar la aparición de diversas enfermedades crónicas.

Los beneficios de mover nuestro cuerpo y realizar una actividad física son los siguientes:

  • retrasar la aparición de la diabetes
  • limitar los efectos del asma
  • promover el buen colesterol en la sangre
  • regular la presión arterial
  • proteger y retrasar la aparición de la artritis y de la osteoporosis
  • ayudarnos a mantener un estilo de vida saludable

Deporte para adelgazar

La actividad física y el deporte son buenos aliados para luchar contra la presión arterial alta, el colesterol, la artritis, la diabetes, la osteoporosis, el asma … No es necesario encerrarse en el gimnasio varias horas: puede realizarse una actividad moderada como pasear, trabajar en el jardín, jugar con los niños, hacer bricolaje, bailar, … o acudir a una piscina y beneficiarse de las muchas virtudes del agua.

Actividades para adelgazar

Se nos repite la importancia de realizar deportes o actividades para adelgazar. Falta de tiempo, pereza, … ahora ya no tenemos excusa: el simple hecho de ponernos de pie es una forma simple y accesible de adelgazar.

Quemar grasas para adelgazar

Buenas noticias para aquellos que se han marcado como objetivo perder unos kilos pero odian ir al gimnasio. Es posible perder peso simplemente con levantarse y ponerse de pie. El secreto: cuando nos ponemos de pie nuestro cuerpo pone a trabajar una enzima llamada lipasa cuyo objetivo es quemar grasa.

Al parecer, al adoptar la posición de sentarnos en una silla la enzima pierde su actividad, con lo que las grasas de nuestro cuerpo dejan de ir a los músculos, en donde se quemarían. Además, al ponernos de pie es probable que nos movamos y caminemos. Así, el efecto de quemar grasa aumenta con lo que la diferencia entre estar de pie o estar sentados se agudiza.

El descubrimiento de esta enzima parece responder a la observación popular de que las personas activas y enérgicas no suelen tener problemas de peso ni sufrir obesidad. La clave está en permaner menos tiempo sentados y más tiempo moviéndonos.

Adelgazar de forma saludable

Existen un método que nos garantiza adelgazar de forma saludable: seguir una alimentación saludable, realizar ejercicio cardiovascular y realizar entrenamiento con pesas.

Alimentación saludable

Una alimentación saludable debe limitar aquellos alimentos dañinos para nuestra salud: azúcares, pan blanco, zumos no naturales y bebidas azucaradas, frituras, embutidos y carnes grasas. Por el contrario, los alimentos beneficiosos para nuestra salud son las verduras, las legumbres, la fruta, los pescados y carnes no grasas (como el pollo, el pavo o la carne magra) y el aceite de oliva.

Ejercicio cardiovascular

El ejercicio cardiovascular es beneficioso para el corazón y también para mantenerte en forma y perder peso. Hacer ejercicios cardiovasculares dos o tres veces a la semana mejora tu estado físico, tu corazón y tus pulmones, libera tensiones, ayuda a controlar el estrés, a dormir mejor y potenciará que cualquier dieta funcione más rápido y mejor.

  • Algunos de los ejercicios cardiovasculares que puedes hacer son el jogging, el aeróbic y el spinning.
  • Si nunca has realizado ejercicio, comienza con 5 minutos suavemente y después ves añadiendo minutos según vas acostumbrándote. También puedes ir alternado correr suavemente y caminar deprisa, hasta que poco a poco te acostumbres.
  • El aeróbic puede realizarse en cualquier gimnasio, con música o en bicicleta (spinning).

Entrenamiento con pesas

Con la edad vamos perdiendo tejido muscular por lo que hacer pesas es vital para mantenernos fortalecer los músculos, fortalecer los huesos y sentirnos más jóvenes y sanas. Busca tu rutina y acude al gimnasio dos o tres veces por semana. Muy pronto notarás los resultados y rápidamente tonificarás brazos y piernas.

Deporte para adelgazar

Realizar deporte para adelgazar es el mejor método para recuperar la linea y perder los kilos que sobran. Los especialistas recomiendan realizar una actividad o un deporte a diario adaptado a nuestra edad y a nuestras posibilidades.

Treinta minutos diarios de actividad física moderada ejercicio mínimo necesario para lograr adelgazar y conservar un buen estado de salud.

Resistencia cardiovascular

Entre los 20 y los 30 años se alcanza la máxima resistencia cardiovascular y puede realizarse cualquier deporte, ya sea individual o de equipo. Hasta los 40 años el rendimiento en el deporte puede iguamente ser excelente, siempre y cuando se haya manteniendo un buen nivel de forma física durante los años anteriores.

A partir de los 40 años es conveniente tener en cuenta la resistencia cardiovascular, la flexibilidad y la fuerza de cada persona y adaptar los ejercicios a esa realidad. Después de los 60 años se recomienda realizar ejercicios suaves que no fuercen la columna vertebral. Por ellos se recomiendan la gimnasia aeróbica, caminar, nadar y ejercicios de estiramiento.

Cómo curar un esguince de tobillo

El esguince de tobillo es una lesión relativamente común dada la facilidad con la que se puede producir. Para que ese produzca un esguince de tobillo no es necesario caer: simplemente poner mal el pie al bajar un escalón o al caminar y ya puede surgir un esguince.

Esta lesión se produce en el ligamento a causa de un giro forzado. Según la gravedad de la lesión puede ser leve, moderado o grave.

Curar un esguince de tobillo

Cuando se sufre un esguince de tobillo tiende a inflamarse la zona y es muy doloroso apoyar el pie en el suelo. Por eso, uno de los principales pasos para curarlo es guardar reposo y no apoyar el pie en el suelo al menos hasta que el médico nos lo recomiende, según la gravedad del esguince. Otra de las cosas que debes hacer es ponerte hielo en la zona inflamada al menos durante 20 min cada 2 o 3 horas. Para ayudar a reducir la inflamación también es bueno cuando reposes mantener la pierna en alto y aplicar en la zona crema antiinflamatoria.

Tratamiento de un esguince de tobillo

El tratamiento dependerá, como ya he comentado, de la gravedad del esguince de tobillo. En la página web biolaser vas a encontrar más información a cerca de cómo tratar los esguinces de tobillo según la gravedad.

Montar en bicicleta para adelgazar

Montar en bicicleta una opción muy interesante si queremos quemar grasas y ejercitar el cuerpo. Los deportistas utilizan también la bicicleta para obtener mejor rendimiento y más energía.

Si lo que buscasmos es adelgazar y quemar grasas podemos tilizar la bicicleta para empezar a sudar un poco y ejercitar el cuerpo. No se debe empezar con dos horas continuas de bicicleta ni grandes esfuerzos; solo queremos dar un paseo para volver a familiarizarnos con la bicicleta y empezar a adelgazar.

Quemar calorías con la bicicleta

La bicicleta la puedes utilizar en cualquier momento del día, hasta puedes ir a trabajar en bicicleta, contribuyes a un ambiente más saludable, tu estas más saludable, tu cuerpo te lo agradece y las grasas desaparecen.

El primer consejo para empezar con los ejercicios con bicicleta es darse solo unos 10 minutos los primeros tres días. Eso si queremos aclarar que debes de hacerlo conscientemente y que debes de entender que la bicicleta te ayudará si tu también pones de tu parte. Cuando se recupere la forma puedes luego darle unos 20 minutos diarios a la bicicleta y tu mismo ponte metas: puede ser que recorras unos 10 kilómetros, también puedes hacer una rutina de montar en bicicleta durante 5 minutos, pararse a descansar por y luego volver a la carga.

Puedes utilizar la bicicleta para compras, para trabajar, para ejercitarte, para salir a pasear, para correr con tu mascota, para todo lo que quieras. Es mejor siempre utilizar la bicicleta y quemar grasas poco a poco, así tendremos mejor forma y nuestro cuerpo conseguirá adelgazar.

Adelgazar haciendo deporte

Todos sabemos que a la hora de realizar una dieta para adelgazar además de cuidarnos en la ingesta de alimentos es fundamental la actividad física, el deporte o realizar ejercicio para bajar de peso.

Pero existe un viejo mito que se encuentra muy arraigado en nuestra sociedad y es que para que la actividad física y los ejercicios funcionen deben producir dolor; en otras palabras, sin sentir molestias no se ven los resultados.

Ejercicio físico para adelgazar y mejorar la salud: en su justa medida

Ejercitarnos hasta el agotamiento puede traernos importantes consecuencias negativas; sentir dolor o agotamiento es suficiente motivo para detener de inmediato la práctica del deporte o la actividad física que se esté realizando en ese momento.

Uno de los problemas más frecuentes a la hora de sobrecargarnos de actividad física es el riesgo de sufrir alguna grave lesión que nos mantenga al margen de realizar cualquier ejercicio durante un buen tiempo.

Por otro lado es muy común que las personas que inician una rutina de ejercicios quieran hacer demasiado en muy poco tiempo con el afán de perder peso rápidamente. Pero esto puede resultar una mala experiencia para nuestro cuerpo que no está acostumbrado a semejante exigencia.

Es por todo esto que es fundamental tomar ciertos recaudo como incrementar la actividad poco a poco, también realizar ejercicios que nos agrade para sí poder disfrutarlos, y no vivir ese momento como un castigo.

Cómo empezar a hacer deporte o iniciarse en el ejercicio físico

Acudir al gimnasio más próximo es una buena idea: un profesional nos puede preparar una rutina de ejercicios y responder a nuestras dudas. Es recomendable hacer diferentes actividades cotidianas que pueden ser gran ayuda, como proponerse caminar durante una hora diaria, usar la bicicleta algunos días en la semana, practicar la natación, poner música y bailar en casa, …

Recuerda que es mejor no realizar ejercicio por la noche: hacer ejercicio dos horas antes de dormir puede dificultar conciliar el sueño.