Alga espirulina para adelgazar

El tipo alga conocida como espirulina destaca por ser de gran ayuda en las dietas para adelgazar de manera saludable y natural.

Si bien ya es conocida la influencia de las algas marinas en nuestra alimentación, el alga espirulina es un alga de color azul verdoso rica en nutrientes. Por ello se ha venido utilizando como complemento nutricional desde hace tiempo por los deportistas, si bien destaca también por ser un tipo de alga que ayuda a bajar de peso.

Espirulina para el control del peso

El alga espirulian es un alimento natural que se vende en forma de comprimidos o pastillas. Estos comprimidos se toman antes de las comidas con el objetivo de comer una menor cantidad de alimentos ya que la espirulina proporciona sensación de saciedad.

El alga espirulina está especialmente indicada en dietas para adelgazar por los siguientes motivos:

  • Su bajo aporte calórico: la espirulina apenas aporta calorías o grasas. Por ello, está indicada en cualquier dieta para adelgazar.
  • La espirulina contiene hierro, mineral importante para nuestro organismo especialmente para las personas que sufren anemia, enfermdad relativamente común en mujeres.
  • Este alga contiene también vitaminas entre las que destacan la vitamina A, la vitamina B y la vitamina C.
  • Es rica también en proteína vegetal de alta calidad y en aminoácidos esenciales indicados para los músculos.

Cómo ayuda la espirulina adelgazar

Básicamente la espirulina ayuda a controlar el apetito y nos hace comer menos. Las pastillas de espirulina se toman antes de las comidas; una vez en el estómago, absorben los líquidos que hemos ingerido y aumentan su tamaño, proporcionando sensación de plenitud y saciedad. De esa forma la espirulina nos ayuda a comer menos.

Algas marinas para adelgazar

Algas marinas para adelgazarLas propiedades de las algas marinas para adelgazar las convierten en ingredientes de cremas, pastillas y otros productos adelgazantes.

Debido a su bajo aporte de calorías y su alto contenido en vitaminas y proteínas, las algas representan una buena alternativa a las verduras e incluso a la carne. Por ello, las algas marinas son un buen complemento dentro de una dieta sana y equilibrada; en el caso de una dieta vegetariana, se recomienda el consumo de algas a diario.

Recetas de algas marinas

La cocina asiática ha sido pionera en la utilización de algas, en especial en forma de derivados como el agar-agar que se utiliza como base de gelatinas calientes. Si bien es difícil encontrar algas frescas, las algas secas son más intensas, de fácil conservación y no suponen cambio alguno en nuestra dieta:

  • La lechuga de mar es de color verdoso y sabor a marisco; se puede utilizar cruda en ensaladas, cocida en sopas y salsas, o frita como acompañamiento de platos.
  • El alga hiziki tiene una apariencia similar al té negro, posee un intenso sabor y destaca por su gran aporte de calcio (diez veces superior a la leche de vaca). Se puede comer sofrita en aceite de oliva tras haber estado en remojo media hora; al final del sofrito se pueden añadir unas cucharadas del agua del remojo hasta que se consuma.
  • El alga wakame es ideal para hacer sopas aunque también puede acompañar al arroz. Se deja en remojo durante media hora, se corta a trozos y se hace un salteado junto al arroz cocido, cebolla y otras verduras troceadas.
  • El alga arame se ha popularizado en ensaladas, sopas y salsas por su sabor y por su estética: crujiente y de color negro.