Entre los puntos que debemos tener en cuenta a la hora de reducir la grasa corporal está, en primer lugar, paciencia: como mucho podremos perder entre un kilo y kilo y medio a la semana, o sea, entre 5 y 6 kilos, al mes. Y, por supuesto, será más fácil perder la grasa, al principio, que al final.

También, debemos marcarnos unos objetivos realistas, y debemos asimilar que hay personas que tienen una genética y, otras, otra. Unas personas poseen más tejido muscular que otra. Y, otras, poseen más células de grasa. Los más “desafortunados” son los que tienen una mezcla de los dos.

Ciclos de ingesta calórica

Es recomendable hacer ciclos de ingesta calórica.  Con una media de 1500 calorías, unos días consume 1800 calorías; otros, 1300 calorías; otros 1500 calorías.

Ejercicio físico de manera regular

Por otro lado, debemos ser constantes; si sólo realizamos pesas unos pocos días o ejercicios aeróbicos una vez al mes no lograremos eliminar la grasa corporal.

Cuidar la dieta diaria

Lo mismo ocurre si no vigilamos nuestra dieta diaria: tomar un trozo de tarta de chocolate entre horas, realizar una cena muy abundante, ... entonces tiraremos por tierra todo el esfuerzo realizado.

Por tanto, debemos cuidar nuestra dieta, realizar trabajos con pesas, al menos tres veces a la semana o bien movernos (caminar, bailar, practicar un deporte o correr) a diario: de esa forma realizamos ejercicio cardiovascular todos los días.