La Gula del Norte en la dietaPor sus pocas calorías, incluir la Gula del Norte en la dieta es una buena opción desde el punto de vista nutricional.

La composición de la Gula del Norte es parecida a la de los palitos de cangrejo: las gulas se fabrican a partir del surimi, un picado de pescado. En concreto, el surimi más utilizado para hacer las gulas se consigue sobre todo de un pescado blando: el Abadejo de Alaska.

En el surimi destacan las proteínas y sus pocas calorías, ya que no contiene ni grasas ni colesterol. Gracias a la amplia variedad disponible (gulas clásicas, gulas con gambas, gulas al ajillo, ...), las gulas pueden preparse con aceite de oliva, ajo y guindilla como plato principal o bien como acompañamiento de platos: revuelto de gulas, ensalada de gulas, ...

Receta: revuelto de gulas con verduras

Se lavan y cortan las verduras (espárragos, calabacín, setas o champiñones, pimientos rojos) y se doran en una sartén con unas gotas de aceite de oliva junto a una cebolla picada y dos dientes de ajo. Cuando las verduras estén tostadas se añade La Gula del Norte; salar y pimientar al gusto y servir tras rehogar unos minutos.