Los nutricionistas recomiendan repartir la ingesta en cinco comidas diarias. Cualquier dieta sana debe repartirse realizando durante el día tres comidas importantes (desayuno, comida y cena) y dos ligeras (a media mañana y a media tarde).

Hay que tener en cuenta que lo que engorda no es comer sino lo que comemos. Además, lo más importante es el total de calorías diarias que tomamos, ya sean repartidas en cuatro, cinco o incluso más comidas. Sin embargo, es aconsejable hacerlo en cinco comidas.

 

Esto se debe principalmente a dos factores:

  1. al comer de forma moderada cada 3 ó 4 horas mantenemos activo el metabolismo, incrementando así el gasto calórico total del organismo al final del día
  2. un tentempié cuando surge el hambre entre horas evita comer más en la siguiente comida

 

Cinco comidas diariasLos nutrientes

Los alimentos que consumimos proporcionan al organismo energía (calorías) a través de tres nutrientes fundamentales: los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. La cantidad de energía que necesitamos diariamente viene marcada por distintos factores como la edad, la talla o el ejercicio físico realizado. Por ejemplo, una mujer de mediana edad que realiza poca actividad física necesita aportar diariamente a su organismo unas 2000 calorías repartidas de la siguiente manera:

  • alrededor de 300 gramos de hidratos de carbono (60% de los nutrientes)
  • unos 50 gramos de grasas (30% de los nutrientes)
  • unos 50 gramos de proteínas (10% de los nutrientes)

Todos y cada uno de estos nutrientes son necesarios ya que realizan diferentes funciones en nuestro organismo: los hidratos de carbono son fundamentales para que el cerebro y los músculos funcionen correctamente; las grasas, son portadoras de los ácidos grasos esenciales y de las vitaminas A, D, E y K; por último, las proteínas se emplean para construir nuestro cuerpo (piel, huesos, músculos, ...) y para reparar lo que se va desgastando.

Qué comer a media mañana y a media tarde

Saciar el hambre a media mañana y a media tarde con alimentos demasiado calóricos puede echar a perder todos los esfuerzos realizados hasta ahora. A continuación te damos una lista de alimentos tentempié:

  • la fruta fresca es como siempre la mejor opción; las frutas aportan agua, vitaminas y antioxidantes naturales y la lista es larguísima: plátano, manzana, pera, naranja, melocotón, fresas, melón, uvas, ...
  • zumos naturales o preparados bajos en calorías; no es necesario azucararlos si utilizas fruta madura o si vienen preparados
  • si te gustan las verduras frescas no te lo pienses más: una zanahoria, unos tomates cortados, un pepino, una ensalada ya preparada en bolsa o un poco de apio
  • yogures y yogures líquidos desnatados, ya sean los habituales o los nuevos de soja; al ser descremados o 0% materia grasa son bajos en calorías y además aportan calcio
  • las barritas de cereales para el control del peso son ideales para tomar a media tarde; quitan el hambre y tienen poquísimas calorías (normalmente entre 50 y 75 kcal por unidad)


Acompaña el tentempié siempre con agua, té verde, café, leche descremeda o un batido para el control del peso.